Connoisseur del caos | Wallace Stevens

Wallace Stevens. Nació el 2 de octubre de 1879 en Reading (Pennsylvania). Cursó estudios en la Universidad de Harvard. Fue periodista en Nueva York y acabó sus estudios de leyes en la universidad de esta ciudad en el año 1904. En 1916 entra en la Hartford Accident and Indemnity Company de Connecticut y en 1934 fue vicepresidente de la empresa, donde siguió a pesar de su popularidad como poeta, hasta el día de su fallecimiento. Su primer poema se editó en 1914 en la revista Poetry. En el año 1923 sale su primera colección de poemas, Harmonium. Entre los volúmenes siguientes destacan Ideas de orden (1935), El hombre con la guitarra azul (1937) y Las auroras de otoño (1950). Fue galardonado con el Premio Pulitzer. Stevens falleció el 2 de agosto de 1955 en Hartford, Connecticut.

Connoisseur del caos

I

A. Un orden violento es un desorden, y
B. Un buen desorden es un orden. Estas
Dos cosas son una. (Páginas de ilustraciones.)

II

Si todo lo verde de la primavera fuese azul, y lo es;
Si todas las flores del Sur de África brillasen
En las mesas de Connecticut, y lo hacen;
Si los Ingleses viviesen en Ceylán sin té, y así es;
Y si todo continuase de una forma ordenada,
Como ocurre; una ley de opuestos inherentes,
De unidad esencial, es tan grata como el porto,
Tan agradable como las pinceladas de una rama,
Una alta rama en particular de, digamos, Marchand. ¹

III

Luego de que todo el lindo contraste entre la vida y la muerte
Demuestra que estas cosas opuestas participan de una sola,
Al menos en teoría, cuando los libros de los sacerdotes
Explicaban al mundo. No podemos volver a eso.
Los hechos vergonzosos exceden a la mente escamada,
Si se puede decir así. Y de todas formas la relación aparece,
Una pequeña relación que se expande como la sombra
De una nube en la arena, una forma a un lado de una loma.

IV

A. Bien, un viejo orden es un orden violento.
Esto no demuestra nada. Tan solo una verdad más,
Otro elemento en el inmenso desorden de las verdades.
B. Ya es Abril mientras escribo. El viento
Sopla luego de días de lluvia constante.
Todo esto, por supuesto, llegará al verano pronto.
Pero supóngase que el desorden de las verdades deba
Arribar a un orden, más Plantagenet ², más estable…
Un gran desorden es un orden. Ahora, A
Y B no son como estatuas, puestas
Para exhibirse en el Louvre. Son cosas escritas con tiza
A un lado de la calle para que el hombre pensativo las pueda ver.

V

El hombre pensativo… ve al águila flotar
Para quien los intrincados Alpes son un solo nido.

Notas
(¹) Jean-Hyppolite Marchand (1883-1940), pintor, grabador e ilustrador francés, asociado al postimpresionismo y al cubismo.
(²) La casa real Plantagenet fue la dinastía reinante en Inglaterra entre 1154 y 1485, junto a los York y los Lancaster.

CONNOISSEUR OF CHAOS

I

A. A violent order is a disorder; and / B. A great disorder is an order. These/ Two things are one. (Pages of illustrations.)

II

If all the green of spring was blue, and it is;/If all the flowers of South Africa were bright/ On the tables of Connecticut, and they are;/ If Englishmen lived without tea in Ceylon, and they do;/ And if it all went on in an orderly way,/ And it does; a law of inherent opposites,/ Of essential unity, is as pleasant as port,/ As pleasant as the brush-strokes of a bough,/ An upper, particular bough in, say, Marchand.

III

After all the pretty contrast of life and death/ Proves that these opposite things partake of one,/ At least that was the theory, when bishops’ books/ Resolved the world. We cannot go back to that./ The squirming facts exceed the squamous mind,/ If one may say so . And yet relation appears,/ A small relation expanding like the shade/ Of a cloud on sand, a shape on the side of a hill.

IV

A. Well, an old order is a violent one./ This proves nothing. Just one more truth, one more/ Element in the immense disorder of truths./ B. It is April as I write. The wind / Is blowing after days of constant rain./ All this, of course, will come to summer soon./ But suppose the disorder of truths should ever come/ To an order, most Plantagenet, most fixed…/ A great disorder is an order. Now, A/ And B are not like statuary, posed/ For a vista in the Louvre. They are things chalked/ On the sidewalk so that the pensive man may see.

V

The pensive man . . . He sees the eagle float/ For which the intricate Alps are a single nest.


Traducción de César Panza³ | Colaboración enviada por Víctor Manuel Pinto (Venezuela) | Buenos Aires Poetry, 2019

³ César Panza.Valencia, Venezuela, 1987. Poeta, docente, editor y traductor. Licenciado en Matemáticas por la Universidad de Carabobo, Panza se desempeña como miembro del comité de redacción de La Tuna de Oro y del comité de redacción de POESIA. Ha publicado una traducción del inglés a las Canciones (1962-1970) de Bob Dylan (Fundarte, 2017) y su primer libro de poesía Mercancías (Fundación Editorial El perro y la rana, 2018).