La misma nube dos veces | Tal Nitzán

Tal Nitzán nació en Jaffa, Israel, de padres oriundos de Argentina. Es poeta, narradora, traductora y editora. Licenciada en Historia del Arte y Estudios Hispanoamericanos, y máster en Literatura por la Universidad Hebrea de Jerusalén. Residió en Buenos Aires, Bogotá y Nueva York, y actualmente vive en Tel Aviv. Coordina las colecciones Latino y Local de literatura hispanoamericana y hebrea. Nitzán ha publicado cinco poemarios y un libro para niños. Ha compilado dos antologías de poesía hispanoamericana y una de poesía hebrea de denuncia (Con cincel de hierro, publicada también en los Estados Unidos y en Francia). Ha traducido más de ochenta libros, la mayoría del español al hebreo, y adaptó una versión de Don Quijote para lectores juveniles. Entre los poetas de lengua española que ha traducido están Machado, Vallejo, Borges, García Lorca, Paz, Hierro y Pizarnik. Sus poemas han sido traducidos a más de veinte idiomas, y recopilaciones de su poesía se han publicado en alemán, francés, inglés, italiano, lituano, portugués y español. Como poeta, ha sido reconocida con los premios Mujeres Escritoras (1998), Nuevos Poetas (2001), Primera Obra (2002), del Primer Ministro (2010) y Dolitzky (2013), entre otros. Como traductora, ha merecido los premios de la Creatividad (1995 y 2005), la Medalla de Honor de la Presidencia de Chile (por sus versiones de Neruda, 2004), y Tchernijovsky (2012).

En los tiempos del cólera

Estamos frente a frente,
de espaldas a las desgracias del mundo.
Tras los ojos cerrados
y las cortinas corridas
azotan de repente
el siroco y la guerra.

El siroco se calmará antes,
la leve brisa
no revivirá a los muchachos baleados,
no enfriará
la furia de los vivos
El incendio
aunque demore ha de llegar,
“Hará falta tanta agua” etc.,
nuestros brazos no alcanzan más allá
de nuestro cuerpo:
somos una masa azuzada
a aferrarnos y mordernos,
amurallarnos en la cama
mientras arriba, en el ozono,
se abre una sonrisa burlona.

F. F. G.

La primera en olvidar

Todo será borrado en retroceso. En el final,
inclinando tu cuerpo su estatura hacia el piano,
tu cabeza ladeada, tu tercio de sonrisa –
demasiado cortos para tus medidas dinteles, camas.
En el camino quedarán almacenes y grúas
a lo largo del río, óxido y esculturas taurinas,
aquellas calles, vacías hasta el desconcierto.

Lo que los empujó a todos a sus casas,
nos incitó, quizás, el uno hacia el otro.
Denso era el tiempo
y salinoso, nos exigía ser veloces –
permíteme ser la primera en olvidar:
dondequiera que huyamos,
causaremos dolor.
Mi retirada se prolongará más allá de la tuya,
en el hotel barato la almohada sintética me expulsará
del sueño. ¿Morderé tu nombre

o golpearé mi cabeza contra otro sueño? Inclinado
hacia mí, hacia el piano – no hace falta
que escribas, permíteme cerrar, ser la primera –
quién creerá, a fin de cuentas,
bajo este duro sol,
en las palabras que emitían nuestras bocas
en el aire congelado, como nubes.

G. L.

Tal Nitzán, La misma nube dos veces. Traducciones del hebreo: Florinda F. Goldberg, Gerardo Lewin y la autora | Colección Pippa Passes, Buenos Aires Poetry, 2019 | 80p. ; 20×13 cm. | ISBN 9789874197689 | 1. Poesía de Israel. ©Tal Nitzán. Reservados todos los derechos. | Fotografía de ©Amit Zinman

_

portada-07