Los verdaderamente grandes | Stephen Spender

Se llamó Thirties (también War Generation) a un conjunto de poetas ingleses de la década del 30 (W. H. Auden, Louis MacNeice, Cecil Day-Lewis, Stephen Spender, Christopher Isherwood), que asumió un rol activo frente a la contingencia de una sociedad en crisis, con variables colectivas dramáticas y urgentes. Este grupo era, por un lado, epígono de la Primera Guerra Mundial, con su rémora de cerca de diez millones de muertos; por el otro, antesala de la Segunda, con sus siguientes millones de vidas por cobrar.
“Los Thirties”: autores que hicieron propaganda de una poesía al servicio del socialismo [¡La burguesía tiene que esperar un poco de dolor, una penitencia!].
A. T. Tolley, en THE POETRY OF THE THIRTIES, sencillamente decía hacia 1975: “Un cambio que está asociado en los nuevos poetas de los años treinta: la aparición de una preocupación por temas políticos”.

Stephen Spender (Londres, 1909-1995) fue un poeta, crítico literario y editor inglés. Cursó estudios en la Universidad de Oxford, donde entabló relaciones con literatos como W. H. Auden (al que dedico un poema tras su muerte titulado “Auden´s Funeral”), Christopher Isherwood, C. Day Lewis y Louis MacNeice, entre otros.
Profesor en varias instituciones estadounidenses, aceptó la cátedra Elliston Chair de poesía de la Universidad de Cincinnati en 1953. En 1970 fue nombrado catedrático de inglés de la Universidad de Londres. En 1983 recibió el título de sir.
Entre sus libros se destacan: Twenty Poems (1930); Vienna (1934); Poems of Dedication (1936); Collected Poems, 1928-1953 (1955); The Generous Days (1971); Selected Poems (1974) y Collected Poems 1928-1985 (1986), entre otros.

Los verdaderamente grandes

Pienso insistentemente en aquellos
que fueron verdaderamente grandes.
Quienes, desde el útero, recordaron la historia del alma
a través de corredores de luz,
donde las eternas y entonadas horas son soles.
Cuya encantadora ambición
fue que sus labios, incluso quemados por el fuego,
hablasen del Espíritu vestido de canción
de los pies a la cabeza.
Y quienes atesoraron en sus cuerpos
los deseos desprendidos como flores
desde ramas primaverales.

Es precioso no olvidar nunca
el deleite esencial de la sangre extraída
de jóvenes primaveras
irrumpiendo entre las cosas
en mundos anteriores a nuestra tierra.
No negar nunca sus placeres en la simple luz matinal
Ni su severa demanda de amor vespertina.
Ni permitir gradualmente el tránsito que sofoca,
con estrépito y bruma, la floración del espíritu.

Cerca de la nieve, cerca del sol, en los campos escarpados,
Ve cómo estos nombres son festejados por la hierba ondulante,
y por serpenteantes nubes blancas
y por el susurro del viento en el cielo que atento escucha.
Los nombres de los que en vida lucharon por la vida,
Y mantuvieron en sus corazones el centro del fuego.
Nacidos del sol, hicieron un corto viaje hacia el sol
y dejaron el vívido aire firmado con su honor.

The Truly Great

I think continually of those who were truly great.
Who, from the womb, remembered the soul’s history
Through corridors of light, where the hours are suns,
Endless and singing. Whose lovely ambition
Was that their lips, still touched with fire,
Should tell of the Spirit, clothed from head to foot in song.
And who hoarded from the Spring branches
The desires falling across their bodies like blossoms.

What is precious, is never to forget
The essential delight of the blood drawn from ageless springs
Breaking through rocks in worlds before our earth.
Never to deny its pleasure in the morning simple light
Nor its grave evening demand for love.
Never to allow gradually the traffic to smother
With noise and fog, the flowering of the spirit.

Near the snow, near the sun, in the highest fields,
See how these names are fêted by the waving grass
And by the streamers of white cloud
And whispers of wind in the listening sky.
The names of those who in their lives fought for life,
Who wore at their hearts the fire’s centre.
Born of the sun, they travelled a short while toward the sun
And left the vivid air signed with their honour.

Stephen Spender, “The Truly Great” from Collected Poems 1928-1953. Copyright © 1955 by Stephen Spender (Random House Inc., 1955) | Traducción de Rodrigo Arriagada Zubieta para Buenos Aires Poetry, 2020.