Llora en mi corazón, de Paul VERLAINE

Hacia 1872, cuando Verlaine y Rimbaud se exiliaron de París, luego de recorrer el interior de Francia y llegar a Bruselas, se instalaron en Londres: precisamente en el barrio bohemio de Soho (35 de Howland Street), donde se reunían los exiliados de la Comuna.
Paul Verlaine se dejó llevar por la pretensión artística y experiencial de Arthur Rimbaud, último que convenció al primero de dejar los círculos burgueses literarios de París, y más enfáticamente a dejar a su mujer (Mathilde de Fleurville) y a su pequeño hijo.
De esta forma, Verlaine alejaba de su vida toda comodidad económica (básicamente, vivía de la familia de Mauté de Fleurville) y simbólica, ya que en París era un poeta reconocido.
La difícil adaptación de la vida del poeta, ahora similar a la pobreza e indeterminación de Arthur Rimbaud, resultó muy angustiosa para Verlaine que, por otro lado, nunca dejó de amar a su mujer y a su hijo…
Imposibilitados de conseguir trabajo (¡daban clases particulares de francés cuando conseguían alumnos!), no obstante sobrevivieron, y conciliaron un espléndido momento de creatividad y bienestar (por ejemplo Jeune ménage, de A. R., relata la felicidad de los poetas).
Sin embargo, desde París, llegaron las malas noticias y los planes de la familia de Muaté de Fleurville: no sólo preparaban la documentación para concertar el divorcio de Mathilde con Paul, sino que conjuraban un proceso en contra del poeta (que finalmente se concretó, y Verlaine terminó preso, acusado de sodomía).
Fue la madre de Rimbaud, mediante correspondencia, la que advirtió de esto y mucho más a los dos poetas, recomendándole a su hijo que regresara a Charleville —al menos por un tiempo —, para que no resulte involucrado en el proceso.
Rimbaud siguió el consejo de su madre, se marchó de Londres, y regresó a la comuna francesa.
Pero la pequeña habitación de Howland Street quedó sola y vacía, y rápidamente Verlaine cayó en una de sus más profundas depresiones.
De esta época, allá por la Navidad de 1872, data el poema sin título (y luego incluido en el conjunto de “Ariettes Oubliées”, de Romances Sans Paroles que finalmente fue publicado en 1874) aquí presentado.

J. A. 

**

Il pleut doucement sur la ville.
(ARTHUR RIMBAUD.)

Llora en mi corazón
Como llueve sobre la ciudad;
¿Qué es esta languidez
Que penetra mi corazón?

¡El suave sonido de la lluvia
En el suelo y en los tejados!
Para un corazón que se aburre…
¡El canto de la lluvia!

Llora sin motivos
Sobre este corazón que se enferma.
¡Qué! ¿No hay traición?
Este es un duelo sin razones.

¡Es la peor de las tristezas
Ignorar por qué,
Sin amor y sin odio,
Mi corazón tiene tanta pena!

**

Il pleure dans mon coeur
Comme il pleut sur la ville ;
Quelle est cette langueur
Qui pénètre mon coeur ?

Ô bruit doux de la pluie
Par terre et sur les toits !
Pour un coeur qui s’ennuie,
Ô le chant de la pluie !

Il pleure sans raison
Dans ce coeur qui s’écoeure.
Quoi ! nulle trahison ?…
Ce deuil est sans raison.

C’est bien la pire peine
De ne savoir pourquoi
Sans amour et sans haine
Mon coeur a tant de peine !

∇ Extraído de Paul VERLAINE, Romances sans paroles. Vanier, 1902 (Œuvres complètes, volume I, pp. 155-156). Traducción y Nota de ©Juan Arabia, 2016.