Prosa Poética, de Michael AUGUSTIN

EL POETA EN LA JAULA

Después de su detención encerraron al poeta americano en una jaula. Allí estuvo sentado semanas y semanas, contemplando las aves que dibujan círculos sobre los campos. Cuando por fin después de meses abrieron la puerta de su jaula, el poeta simplemente echó a volar.

ESPEJO

Impresionantes los momentos en los que un espejo, sin previo aviso, revela imágenes de su pasado. Goethe, en Frauenplan zu Weimar, que nos saca su lengua blanca y febril; un Thomas Jefferson totalmente ebrio, de buen humor en casa de campo en Monticello, después de acabar de revisar, triunfante por su funcionalidad, el montaplatos de botellas de vino construido y diseñado por él mismo; o mi abuelo de Lübeck cuando era joven, media hora antes de encontrarse con la madre de mi madre; sin mencionar esta mañana a las siete, cuando todo era diferente.

HIERBA

Ese instante en el que la hierba recién cortada deja de oler a hierba recién cortada y en el que hace tiempo que los tallos cortados no sirven para otra cosa que no sea volver a crecer y hacer frente con todas sus fuerzas a la próxima segadora.

∇ Extraído de Los poemas no leen poemas, de Michael Agustin. Traducciones de Ingrid Martínez Rico, Jorge R. Sagastume, y Salvador Martín Cárdenas. Valparaíso, México, 2015. 
©Imagen de Michael Augustin, 2016.
ç
Michael AUGUSTIN (Lübeck, Alemania 1953). En la actualidad vive en Bremen, Alemania, donde se desempeña como escritor y editor radial para radio Bremen, a cargo de programas culturales y de poesía. Es el director del Festival Internacional de Poesía Poetry on the Road, y miembro del PEN club irlandés y alemán.