John Milton: Enemigo de F. R. Leavis & Ezra Pound / por Juan Arabia

En una ocasión F. R. Leavis (Scrutiny, n° 18¹) descalificó una antología preparada por Ezra Pound, señalando además la pasividad de la crítica del poeta norteamericano. Sin embargo, algunos ensayos de Ezra Pound (Poetry: XI, 2; The Egoist: IV, 82²) presentan similitudes considerables con muchas ideas del propio Leavis; específicamente en lo que respecta al tema de ritmo y sonoridad (y por tanto belleza) de la poesía inglesa.
Tanto Pound como Leavis reparan en los daños causados por John Milton, poeta inglés que versificó imitando otras formas, rechazando constantemente “su idioma”.

John Milton (1608-1674), al igual que Ezra Pound, tuvo una gran capacidad de asimilación e integración de fuentes dispersas en sus idiomas originales. Estaba renovando, podríamos decir, un ideal de síntesis cultural que unía su trabajo con lo mejor del humanismo europeo.
“Milton compuso versos en latín tan fácilmente como lo hizo en inglés”, escribió F. R. Leavis en Revaluation: Tradition & Development in English Poetry³.
Pero por muy admirable que se juzgue el latín del poeta inglés, tanto Pound como Leavis lo atacaron desde sus propios paraísos perdidos y recobrados: la musicalidad de sus lecturas, la musicalidad de su idioma.
Una cosa es juzgar los versos de Milton en latín, y otra cosa muy distinta es considerar la latinización de un idioma. Así Leavis continúa en su ensayo “la transfusión de Milton es regular e ininterrumpida, y a la vez no sólo implica sorpresas ocasionales, sino un rechazo constante del idioma inglés”.
Milton no sólo olvida su tradición, sino que pierde toda posibilidad de vida sutil o delicada en sus versos. Cada idioma tiene (y mantiene) una naturaleza intrínseca: Leavis recomienda la lectura de Samson Agonistes en un oído acostumbrado al verso shakesperiano. “Dureza rítmica”, “exterioridad mecánica”; anota el crítico inglés.
Ezra Pound, mismo que encontró el origen de la poesía moderna en los poetas trovadores provenzales (época en que el arte poético y el musical se hallaban íntimamente ligados), apodó a John Milton como “el orejas de burro”.
El gran pecado de Milton fue conferir sonoridad al verso blanco en Inglaterra, a costa del idioma, y de verter el inglés al latín, ignorando la genialidad de la lengua inglesa: “distorsionando su contextura fibrosa, traduciendo frases latinas como un colegial cualquiera”.
Según Pound, su propia era se hallaba atestada de la pomposa tradición miltoniana: “Para traducir a los clásicos nos valemos de la jerga altisonante que trata de imitar el lenguaje de los antiguos en lugar de esforzarse por descubrir su contenido. Es producto de la mentalidad que se preocupa por enseñar al escolar el latín, sin detenerse a apreciar la belleza que encierra el original”.

Juan Arabia


NOTAS

¹ F. R. LEAVIS, The Case of Mr. Pound (Review). En Scrutiny n° 18, December 1933.Traducción de © Juan Arabia para Buenos Aires Poetry n°4, 2015.
² Estos textos aparecen reunidos en Ezra POUND, Ensayos Literarios (Selección y prólogo de T. S. Eliot). Traducción de Julia J. de Natino y Tal Pinto, Tajamar, Santiago, 2016.
³ F. R. LEAVIS, Revaluation: Tradition & Development in English Poetry (London: Chatto and Windus, 1936). Traducción ¦parcial¦ de © Juan Arabia para Buenos Aires Poetry, 2017.

17036499_10158446194245372_1801733656_o