La Stazione di Bologna, (La estación de Bolonia) – de Matteo Fantuzzi

El poeta italiano Matteo Fantuzzi cuenta en el poemario La Stazione di Bologna, (La estación de Bolonia) publicado por Feltrinelli, las historias de las personas involucradas en el atentado terrorista, conocido como “La matanza de Bolonia”.
Un libro de poemas para devolver a la memoria histórica no solamente los hechos del mayor acto de terrorismo de la Italia de la posguerra, es decir “La matanza de Bolonia” que tuvo lugar el sábado 2 de agosto de 1980 cuando una bomba explotó en la estación de trenes. Más allá de una crónica de los acontecimientos, el poeta nos muestra la vida de las víctimas del atentado que provocó la muerte de 85 personas, y más de doscientos heridos.
En su crónica poética Fantuzzi, aunque mantenga la descripción en un estilo casi periodístico de la narración de los hechos, nos lleva a ver la vida de las victimas fuera de la “mitología” que siempre envuelve los hombres y mujeres de un suceso de tal magnitud.
.
La construcción del libro entre poemas y “notas de crónica” logra devolver vida y realidad a los hombres y mujeres y al mismo tiempo nos permite comprender mucho más que los hechos históricos: son historias de hombres como nosotros, y por  tanto únicas.

Antonio Nazzaro

Hay un instante pasada
la explosión, entre los escombros
y los vidrios, en que todo se apacigua
antes de los gritos, de las sirenas
agitadas: es un instante
en el que no se cree verdaderamente
que haya pasado lo que se ve.

Es allí que se comprende
el sentido de una matanza,
cuando el silencio envuelve y cubre
sin elección y sin distinción
como la gente alrededor de una estación
que toma el tren por trabajo
o por vacaciones, al comienzo de agosto
en la mañana, como siempre.

Viviana y Paolo*

Nosotros somos como las mariposas
que viven hasta que no quedan corrompidas
y un poco de arena no queda sobre sus alas,
no las derriba. En el cuerpo duerme una semilla
que ahora no pide nada
tiene apenas un corazón, un sonido dulce.

Explotan lo escombros y vuela la materia, se abren las maletas y se van las pocas cosas de una vida.

Vuelvo a ver Paolo y luego a Viviana que cruzan
la calle, ella se sostiene el vientre
como para proteger su mundo,
él la mira y ya sabe todo:
están felices, van a averiguar las salidas
los últimos detalles con esa alegría que solamente
poca veces pasa, fragilísima impalpable.
Existen esos instantes y muchas veces solo esos
en toda una existencia, pequeños rasgones en un concreto
siempre tan profundo, siempre tan grande.

* Los esposo Zecchi murieron juntos, se habían casado desde hace menos de un año. Ella estaba en espera de su primer hijo.

Matteo Fantuzzi (1979) vive en Lugo di Romaña, en la provincia de Ravenna. Ha Publicado Kobarid (Raffaelli, 2008, 2011, Premio Camaiore Opera prima, Premio Penne por Opera prima). Es co-director de las secciones Creative Writing (St. Andrews University – Escocia), director de la colección de Poesía Contemporánea de la editorial Ladolfi y coordinador de las redacciones de la revista Atelier. Curador de La linea del Sillaro (Campanotto, 2006) sobre la Poesía de la región de Emilia-Romaña, La generazione entrante (Ladolfi de 2011, 2012) en torno a los poetas nacidos en los años Ochenta junto con Isabella Leardini Post ‘900. Líricos y la narrativos (Ladolfi, 2014).