Poesía Completa: Ernesto Cardenal | Juan Arabia

El exteriorismo, hablando por lo menos de Ernesto Cardenal, quizás tenga un único pecado: el hecho de valerse más de la realidad (puestos políticos, religiosos e institucionales) que esencialmente de los hechos exclusivamente literarios o poéticos, lo que explica por cierto la efectiva circulación de este tipo de mensajes en la poesía moderna.

La poesía de Ernesto Cardenal (Granada, Nicaragua, 1925), a lo largo de su extenso y multifacético trabajo, ha sabido explotar en igual medida riesgos tanto estéticos como políticos.
Lo que comenzó desde sus primeros poemas en un intento de romper con el lirismo y combatir la literatura de retórica, junto a sus compañeros de la Generación de Vanguardia como José Coronel Urtecho y Pablo Antonio Cuadra, terminó por enfrentar los reales y dominantes moldes ideológicos, para finalmente inscribirse en la estela del modelo de compromiso sartreano.
Conocido por colaborar con el Frente Sandinista de Liberación Nacional, tomando el cargo de Ministro de Cultura en Nicaragua (1979-1987), Cardenal calificó a su poesía como “exteriorista”, esto es, una poesía creada con las imágenes del mundo exterior, narrativa y anecdótica, construida con los elementos de la vida real.
En el conocido libro Flor y canto: antología de poesía nicaragüense (1988), Ernesto Cardenal escribía: “Nosotros inventamos en Nicaragua la palabra exteriorismo, pero no inventamos el exteriorismo, que es tan antiguo como la misma poesía. El máximo exponente de la poesía exteriorista en la época moderna, naturalmente, es Walt Whitman, pero la inspiración de esta poesía él la tomó de Homero y de la Biblia”.

La publicación de su poesía completa en un solo volumen, junto a un extenso y notable estudio preliminar de María Ángeles Pérez López, permite verificar y comparar todas las capas que se ocultan detrás de la formación y proyecto literario del poeta nicaragüense.
Así las cosas, sin la lectura de sus primeros libros y poemas documentales como Hora 0 (1957), no podríamos comprender la base del “tratamiento directo en la cosa” de sus poemas narrativos y conversacionales, herencia que toma del imagismo y de William Carlos Williams, como tampoco el desplazamiento que realiza en libros Salmos (1964) y Oración a Marilyn Monroe y otros poemas (1965), donde integra disímiles temporalidades (yuxtaposición de tradiciones a partir de símbolos mediáticos, místicos y políticos), o bien la irrupción del monólogo dramático en Los ovnis de oro (Poemas indios) (1988), donde Cardenal asume la máscara-poema (influenciado por Ezra Pound) bajo la visión de los vencidos indios tras la conquista europea y la posterior invasión del imperialismo norteamericano: “El águila vendrá a llevarme / El águila vendrá a llevarme // Smohalla en su tienda a la orilla del río Columbia / fumando su cigarrillo sagrado / somos pocos y débiles / no podemos hacer resistencia”; “Ninguna explicación tenían de la superioridad de los blancos / a no ser por la maldad de los blancos”.
Aunque hay otra capa en su proyecto, y es la que se desprende luego de su posterior ingreso al monasterio, y su oficio de sacerdote en Managua a partir de 1965.
Probablemente Canto Nacional (1973) y Oráculo sobre Managua (1973), sean los libros donde convergen y entran en diálogo y “armonía” el marxismo con su fe religiosa: “Y los políticos: como murciélagos ciegos que nos cagan. / Colgados en lo oscuro cagándonos y orinándonos / cagadas y meadas de los murciélagos de color de las tinieblas / negras alas revoloteando en el aire negro (…) La Revolución comenzó en las estrellas, a millones / de años luz (…) El huevo de la vida / es uno (…) Del vientre de los oprimidos nacerá la Revolución (…) Comunismo o reino de Dios en la tierra que es lo mismo”.

El exteriorismo, hablando por lo menos de Ernesto Cardenal, quizás tenga un único pecado: el hecho de valerse más de la realidad (puestos políticos, religiosos e institucionales) que esencialmente de los hechos exclusivamente literarios o poéticos, lo que explica por cierto la efectiva circulación de este tipo de mensajes en la poesía moderna.

Texto publicado en la edición impresa de Diario Perfil – 1 de marzo de 2020| “Poesía Completa” de Ernesto Cardenal, editada por Editorial Trotta | Buenos Aires Poetry, 2020.