A Bolaño | Rodrigo Arriagada Zubieta

Rodrigo Arriagada-Zubieta (Viña del Mar, Chile, 1982) es un poeta, traductor y crítico literario chileno. Es Director de la colección Pippa Passes de la revista y editorial Buenos Aires Poetry (ARG), sello que ha publicado su trilogía conformada por los poemarios Extrañeza (2017), Hotel Sitges (2018) y Zubieta (2019). Sus poemas han sido traducidos al italiano y al inglés, y publicados en medios de Chile, Argentina, Venezuela, Colombia, Perú, México, Estados Unidos, Italia y España. Su obra ha sido antologada en Chile por la editorial Santiago Inédito bajo el título Una temporada en la cabeza (CL), 2020. Actualmente reside en Toledo, España, donde finaliza sus estudios doctorales en Letras.

A Bolaño

No he perdido
lo que podría llamarse un país, Roberto

Tampoco he ganado un sueño

Es solo una pesadilla dentro de otra pesadilla
que no vive en lo que tú dirías un espíritu
más bien es un bosque lleno de veneno
silvestre de hormigas
que puebla de árboles las galerías de los sesos

Y a veces esa pesadilla se viste de Ninfa y me dice
Zubieta, la hermosura es el hombre de Vitrubio
la impudicia del Nacimiento de Venus
de céfiros lascivos empujada hasta la orilla
……..Simonetta Vespucci—
dedos de algodón sobre senos pequeños y torneados
firmes como puentes de París
catedrales de Reims o de Toledo

Recoge tus hábitos y ve a verlos

Y yo pienso
Europa es una monja calenturienta
que muere de vieja en la revolución
————————————————de los museos
eyaculaciones de la bendita esterilidad
en vientre de nadie
donde crecen naranjas ácidas
diminutas espermas en un suelo pompeyano

Yo mismo vi lo que el hombre antiguo de seguro vio
estatuas a punto de perder los sostenes
originales de Eugene Delacroix —1830—
en VHS y clubes de ventanas sudorosas
telas oscurecidas por la mirada oblicua
………..de las masas excitadas

Pero la sangre es una deuda pendiente
y esta primavera se decretaron
leyes antimasturbatorarias
en todos los peep-shows del poder

Por eso llega la noche
y en la pesadilla digo creer que sueño
o sueño creer que digo

La belleza es un cielo de vidrios
glaseado de animales muertos
que se pudren infectos en todos los altares

La belleza es una puerta de Kubrick
destrabando represas de las venas de los enfermos
en salones de charcos psiquiátricos

No he perdido un país
pero he ganado toda su violencia

Y a veces veo lo que el hombre creyó ver

Torsos desnudos que flamean al viento
como una estación llena de mujeres semipájaros

Y la belleza no es más que eso, Roberto

Tetas caídas libres de los ojos de la cacería

Cribando todas las plagas

Menstruando todos los falos.

Extraído de El Greco (inédito) | Buenos Aires Poetry, 2020 | Fotografía: Alejandra Escobar Delmas