Thirties Poets: Stephen Spender

Se llamó Thirties (también War Generation) a un conjunto de poetas ingleses de la década del 30 (W. H. Auden, Louis MacNeice, Cecil Day-Lewis, Stephen Spender, entre otros), que asumió un rol activo frente a la contingencia de una sociedad en crisis, con variables colectivas dramáticas y urgentes. Este grupo era, por un lado, epígono de la Primera Guerra Mundial, con su rémora de cerca de diez millones de muertos; por el otro, antesala de la Segunda, con sus siguientes millones de vidas por cobrar.
“Los Thirties”: autores que hicieron propaganda de una poesía al servicio del socialismo [¡La burguesía tiene que esperar un poco de dolor, una penitencia!].
A. T. Tolley, en THE POETRY OF THE THIRTIES, sencillamente decía hacia 1975: “Un cambio que está asociado en los nuevos poetas de los años treinta: la aparición de una preocupación por temas políticos”.

Stephen Spender (nacido el 28 de febrero de 1909 en Londres, Inglaterra; fallecido el 16 de julio de 1995 en Londres)

Mientras preservaban una reverencia por los valores tradicionales y un alto nivel de artesanía, [estos poetas] se alejaron del esoterismo de T.S. Eliot, insistiendo en que el escritor se mantenga en contacto con los temas políticos urgentes del momento y que hable con una voz cuya claridad pueda ser entendida por todos ”. Los numerosos libros de poesía de Spender incluyen Dolphins (1994), The Generous Days (1971), Poems of Dedication (1946) y The Still Center (1939).

Un Mundo Creado por el Hombre

A qué habitación tan salvaje
Entramos, cuando la penumbra
De la noche sin ventanas
Nos aparta de la luz

En una caja negra maliciosa.
Entonces una llave nos encierra
En una oscuridad total
Donde los nervios se escuchan

Por los juguetes hechos por el hombre
Para zumbar, desenrollar el ruido,
La sirena gime. Después,
Palos de escoba trepan por el aire,

Los relojes rompen sus resortes,
Suena la campana de fuego.
Desde lo alto y lo bajo llega
El trueno de los tambores.

¡Ah, qué blancos rayos relucientes
Hasta el techo bajo del cielo!
Ah, qué destellos muestran
Una mujer que llora: “¡Oh!”

Así el mundo que hicimos
Paga lo que pagamos;
Así desciende la oscuridad
Nuestros medios se convirtieron en nuestros fines.

A Man-Made World

What a wild room
We enter, when the gloom
Of windowless night
Shuts us from light

In a black malicious box.
Then a key locks
Us into the utter dark
Where the nerves hark For the man-made toys
To whirr, unwinding noise,
The siren wails. After,
Broomsticks climb air,

Clocks break their springs,
The the fire bell rings.
From high and low comes,
The thunder of the drums.

Ah, what white rays gleaming
Up to the sky´s ​low ceilling!
Ah, what flashes show
A woman who cries: “Oh!”

Thus the world we made
Pays back what we paid;
Thus the dark descends
Our means became our endad.

Stephen Spender, Selected Poems, Random House, New York, 1969 | Traducción de Juan Arabia, Buenos Aires Poetry, 2021

“NEVER YIELD BEFORE THE BARREN”. D. H. LAWRENCE

 Thirties Poets: W. H. Auden | Louis MacNeice | Cecil Day-Lewis | Stephen Spender | Selección y Traducción de Juan Arabia & Rodrigo Arriagada Zubieta | Buenos Aires Poetry, Buenos Aires, Mayo, 2021 | 316 p. | Diseño de Portada: Camila Evia