Montale visita a Hemingway de parte de Pound (“Dos prosas venecianas”) | Eugenio Montale

El siguiente poema de Eugenio Montale, en traducción de Jorge Aulicino para la edición de En el humo (Ediciones en Danza, 2019), rememora la visita del poeta italiano al escritor Ernest Hemingway.

De “Dos prosas venecianas

II

Farfarella garrulo portero fiel a las órdenes
dijo que estaba prohibido molestar
al hombre de las corridas y los safaris.
Le ruego lo intente, soy amigo de Pound
(exageraba un poco) y merezco un trato
particular. Quizá… El tipo levanta el auricular,
habla escucha parlotea y he aquí que
el oso Hemingway mordió el anzuelo.
Y todavía en la cama, entre la pelambre
asoman sólo los ojos y los eczemas.
Dos o tres botellas vacías de Merlot,
avanzada del total que vendrá.
Abajo, en el restaurante, todos están a la mesa.
Hablamos no de él sino de nuestra
Adrianne Monnier carissima, de la rue de l’Odeon,
de Sylvia Beach, de Larbaud, de los rugientes años treinta
y de los rebuznantes cincuenta. París y Londres un chiquero,
New York stinking, apesta. Nada de caza en los pantanos,
nada de patos salvajes, nada de muchachas
y menos aún la idea de un libro parecido.¹
Compilamos un elenco de amigos comunes de quienes
ignoro el nombre. Todo está rotten, podrido.
Casi llorando me impone no mandarle gente
de mi clase, más si son inteligentes.
Después se levanta, se envuelve con una bata de baño
y me lleva a la puerta en un abrazo.
Vivió todavía algunos años y muriendo dos veces
tuvo tiempo de leer sus necrológicas.

Nota
¹ Es probable que Montale aluda a la novela Al otro lado del río y entre los árboles, publicada por Ernest Hemingway en 1950, que cuenta el amor otoñal de un oficial estadounidense en Venecia, terminada la guerra. El encuentro narrado en el poema podría fecharse en los “rebuznantes” cincuenta, puesto que el novelista “vivió todavía unos años más” y aún planeaba escribir otra novela sobre la Segunda Guerra Mundial. Hemingway se suicidó en 1961.


Extraído de Eugenio Montale, Satura, 1971 | En el humo, Ediciones en Danza, 2019, traducción de Jorge Aulicino.