Despertar con resaca | Niall Binns

Nacido en Londres, de padres escoceses, en 1965, Niall Binns se licenció en lenguas clásicas por la Universidad de Oxford. En 1987 viajó a España y pasó los años siguientes dando clases de lengua inglesa en academias de Madrid, París y Coimbra. En 1991 viajó a Santiago de Chile, donde estudió literatura hispánica en la Universidad Católica y donde conoció a Nicanor Parra, a cuya antipoesía dedicaría su tesis de Magister. En 1993 se instaló definitivamente en Madrid. Cuatro años después, se doctoró en literatura hispanoamericana con una tesis sobre la obra poética de Nicanor Parra, Enrique Lihn y Jorge Teillier, y empezó a impartir clases de literatura inglesa en el campus madrileño de Saint Louis University. A partir de 1999 trabaja como profesor de literatura hispanoamericana en la Universidad Complutense de Madrid. Como poeta ha publicado 5 love songs (León, 1999, Premio de Poesía Villafranca del Bierzo);  Tratado sobre los buitres (Alzira, 2002, Premio Internacional de Poesía Gabriel Celaya) y Canciones bajo el muérdago (Madrid, 2003). Tanto el primero de estos libros como el libro-objeto 7 urracas (Buenos Aires, 1999) son obras hechas en colaboración con el pintor argentino Carlos Nochetto. El poema a continuación pertenece a la antología Salida de Madre, Editada por Pfeiffer Editorial, en 2010, Santiago de Chile.


 

Despertar con resaca

este dolor de cabeza que no me deja pensar más que en ti
y en este dolor de cabeza que no deja pensar-
me amarra a ti hace escasas horas escindida de mi lado
desde la embriaguez más absoluta
a la puerta de un bar
por el vuelo nocturno de un taxi que te arrastrara
sobre todo las glorietas y los grandes almacenes
a una cama distinta en algún punto distante
de esta ciudad inconmensurable
escindidos
y no obstante –se me ocurre- compartiendo
los mismos martillazos cerebrales, envueltos
en el sudor de una misma sábana encarnizada

ese dolor de cabeza que debes de sufrir en la blanca lejanía de tu
insomnio
y este dolor que me horada los sesos como el taladro de un albañil
madrugador
nos acercan nos imantan como amantes desde siempre extraviados
que al final, imprevisiblemente, se encuentran

y es como si nos fundiéramos tú y yo en la resaca de todo lo vivido
y lo bebido
soldados y mortificándonos en una misma bruma de alcohol
(la ocurrencia, por supuesto, me vale más que el alka seltzer
que energéticamente se disuelve en mi vaso)


Colaboración enviada por Rodrigo Arriagada Zubieta (Chile) | Buenos Aires Poetry, 2019.