A las campanas de Orvieto | Pier Paolo Pasolini

Escritor, poeta y director de cine italiano, Pier Paolo Pasolini nació en Bolonia en 1922. Vivió su infancia y adolescencia en distintas ciudades de la Italia septentrional (Parma, Bolonia, Cremona, Reggio Emilia) y más tarde en Casarsa, el pueblo de su madre, donde permaneció hasta 1949. Tras estudiar letras en Bolonia se trasladó a Roma y empezó a publicar una larga lista de novelas, poemarios y ensayos de primera magnitud que le situaron en primera línea de la literatura italiana de posguerra. En los años sesenta Pasolini iniciaría una exitosa y controvertida carrera de director cinematográfico.
Su obras reflejaban las contradicciones surgidas al calor de las complejas transformaciones sufridas por su país tras la Segunda Guerra Mundial: el paso del fascismo a la democracia o la posterior transición de una sociedad “primitiva” a la instauración del consumo de masas.
Pasolini murió asesinado en Ostia, cerca de Roma, en 1975, en circunstancias aún no esclarecidas.

A las campanas de Orvieto

Signo del único dominio, de la miseria
absoluta: ¿por qué entonces tan inciertas, múltiples,
suenan, campanas, los domingos por la mañana?
El tren quieto, en la blanca y húmeda estación
de esta ciudad encerrada en su antiguo silencio,
Casas, alrededor, apartadas, calles, prados, edificios,
pasos a nivel, canales, campos brumosos,
son la materia, no de tus fugaces e intactos sonidos,
sino de tu dulzura íntima y eterna…
¿Quiere decir que en el fondo del despiadado poder
hay un miedo vital, en el fondo de la resignación
un poder misterioso, y feliz, de vida?

Alle campane di Orvieto

Segno dell’unico dominio, della miseria
assoluta: perché allora così incerte, molteplici,
suonate, campane, nel mattino domenicale?
Nel treno fermo, nella stazione bianca e bagnata
di questa città, chiusa nel suo vecchio silenzio,
Case, intorno, appartate, strade, prati, palazzi,
passaggi a livello, canali, campi nebbiosi,
sono la materia, non del vostro fugace, intatto suono,
ma di una vostra intima ed eterna dolcezza…
Vuol dire che nel fondo dello spietato potere
c’è una paura vitale, in fondo alla rassegnazione
un potere misterioso, e felice, di vita?

Extraído de Pier Paolo Pasolini, La religione del mio tempo, Garzanti, 1961 | Traducción de Juan Arabia | Buenos Aires Poetry, 2021.