La torre de Yeats | Patrick Kavanagh

Patrick Kavanagh, (nacido el 21 de octubre de 1904, cerca de Inniskeen, condado de Monaghan, Irlanda) murió el 30 de noviembre de 1967 en Dublín. Kavanagh era autodidacta y trabajó durante un tiempo en una granja en su condado natal, que proporcionó el escenario para una novela, Tarry Flynn (1948), que luego fue dramatizada y presentada en el Abbey Theatre de Dublín. Después de mudarse a Dublín, donde pasó la mayor parte de su vida trabajando como periodista, Kavanagh escribió The Great Hunger (1942), una epopeya sobre un granjero irlandés, que contiene pasajes satíricos apasionados que recuerdan a D.H. Lawrence. Siguieron dos volúmenes de verso: A Soul for Sale (1947) y Come Dance con Kitty Stobling (1960). Sus poemas recopilados aparecieron en 1964.¹

La torre de Yeats

La lluvia es la misma.
Algunos de los árboles son originales.
Ciertamente el arroyo
es el que te despertó y adormeció.
El idéntico puente diminuto.
Y lo que haya ocurrido desde que subiste las escaleras
no te habría sorprendido ni matado.
Detrás de esa pared de la letrina guardaste tu auto,
con desprecio – Senador asalariado–
que te llevó al sur en el invierno
para morir, deliberadamente, antes de la guerra.
Yo era un niño cuando ocurrió todo eso
y ahora estoy junto
a lo que queda de la torre
Te llevaste de regalo un cáliz
sonriendo maliciosamente, fuera del alcance de la malicia,
Sobre el pequeño y amargo
país de tu nacimiento,
sobre la lunática tierra.
El techo y los pisos han desaparecido.
Robaron tus pizarras color verde mar
y tu trabajo de herrería de Gort.
Tus pinturas al temple corren
bajo una lluvia color cobalto.
Perdonarás el pensamiento
que me hizo en tu pasillo
escribir con carbón de caldero
mi pequeño nombre agradecido.
Tal y como están las cosas
comprenderás el miedo
de que nunca volvamos a pasar por este camino.

Yeat’s Tower

The rain is the same.
Some of the trees original.
Certainly the stream
Is the one that woke you, lulled you.
The tiny bridge identical.
And what has happened since you climbed the stair
Would neither have surprised nor killed you.
Behind that outhouse wall you kept your car,
Deprecatingly – salaried Senator –
Which took you South in the winter
To die, advisedly, before the War.
I was a child when you died
And now I stand beside
What remains of the tower
You took your gift a chalice
Maliciously smiling, out of the reach of malice,
Over the small and sour
Country of your birth,
Over the lunatic earth.
The roof, the floors, are gone.
Stolen your sea-green slates
And smithy-work from Gort.
Your blue distempers run
In cobalt-coloured rain.
You will forgive the thought
That made me in your hall
Write with a tinker’s coal
My small and grateful name.
Things being as they are
You’ll understand the fear
That we may never pass this way again.

¹Encyclopædia Britannica


Extraído de Kavanagh, P. J., Presences : new and selected poems, London : Chatto & Windus, 1987, pp. 10-11 | Traducción de Juan Arabia | Buenos Aires Poetry 2021 | Imagen: Patrick Kavanagh. Photograph: The Wiltshire Collection, National Library of Ireland