Noche en NYC, de Robert CREELEY

Empecé a leer la poesía de Robert Creeley hace aproximadamente tres años, cuando sentado en en la sala de Eliu Almonte en Puerto Plata, encontré por casualidad The Completed poems of Robert Creeley, 1945 – 1975, libro que tiene en la portada una fotografía en blanco y negro del poeta en poloshirt con chiva y con la cabeza ladeada, al tiempo que mira fijamente a la cámara con su único ojo. Nos acabábamos de despertar y Eliu hablaba con Miguel Villanueva en la cocina mientras yo sostenía el libro, contemplando la foto de Creeley como si el poeta me acechara exclusivamente a mí con su único ojo. Me dispuse entonces a hojear los breves poemas del libro, hasta que me detuve en el poema “The Door”, un poema más extenso y que es sin duda uno de los textos más potente de Creeley y de todos los poetas pertenecientes a la escuela de los Black Mountain. El año pasado en Chicago, camino a la estación del metro, me topé con esa misma foto de Robert Creeley, en una de las páginas del Chicago Tribune, acompañada de una breve biografía donde al final se explicaba que el poeta había fallecido por una neumonía. Esa noche escribí un poema titulado “Farewell Robert Creeley”.

Robert Creeley, en un poema, se refiere a la manera en que las palabras llenan el vacío. Espero que en estas versiones mis palabras puedan llenar el vacío dejado por el proceso de
traducción.
Frank BÁEZ

Noche en NYC


Para Angus

Deben ser casi las cuatro,
leve llovizna
en la ciudad,

carros pasan
mientras unos pies,
los míos,

me llevan a eso
hace años ya,
al mismo lugar.

1974

Night in NYC

for Angus

Must be almost four,
light rain
in the city,

Cars slide past
as
walking feet,
my own,

get me
on with it
years past new,
same place.

1974

∇ Traducción de ©Frank Báez.