Fiestas del hambre – de Arthur Rimbaud

El inabarcable caos incluye a su redentor. Aunque el sol, junto al mar, se retire del mundo… ¿En qué orillas anclar esta nueva forma de vida, estas canciones y fiestas, hidras y umbelas de un enterrado corazón?

Llegar a Charleville es lo más parecido a conocer a Arthur Rimbaud. Sus visiones están pobladas de campos y ríos, flores y cielos. Así los sauces, desgastados vestidos, dejan caer su cabello sobre el Meuse. Los pájaros, hacia el atardecer, forman castillos de canciones dentro de los árboles. La noche es solitaria y fría, como una barca bajo la estrella del sur… Pero nada es más puro y valioso que la orquídea salvaje.

Son estos los laureles, la corona de cielo rosado —ola y flora—, los que acompañan a las suelas de viento: ningún salvaje crece en el cerco de la manada… Es Cristo contra Jerusalén, Rimbaud contra París. Pero ni una sola obra literaria amiga. ¡Comedias del hambre y de la sed, que beben de las lágrimas de un nuevo mundo!

Juan Arabia, Buenos Aires, Enero de 2015.

FIESTAS DEL HAMBRE

…….Anne, Anne, hambre mía,
…….Huye en tu asno.

Si de algo siento el gusto, es sólo
De piedras y tierra.
¡Dinn! ¡dinn! ¡dinn! ¡dinn!
Yo pruebo el aire,
La roca, las Tierras, el hierro.

¡Da la vuelta, hambre, y pasa, hambre,
…….A la pradera de los sonidos!
Luego el amable y vibrante veneno
…….De las enredaderas;

¡Las rocas que quiebra un pobre,
Las viejas piedras de la iglesia,
Los cantos rodados, hijos de los diluvios,
Panes tendidos en los valles grises!¹

Mis hambres son trozos de aire negro;
…….El campanero azul;
—Es el estómago el que me arrastra,
…….Es la desgracia.

En la tierra aparecieron las hojas:
Voy por las carnes de fruta pasada.
En el seno del surco recojo
Las dulcetas² y las violetas.

…….Anne, Anne,
…….hambre mía, Huye en tu asno.

Agosto de 1872.


1 En las correcciones posteriores de este poema, Rimbaud agrega «Comer» en el principio de este hemistiquio.
2 Refiere al canónigo, planta herbácea.

FÊTES DE LA FAIM

…….Ma faim, Anne, Anne,
…….Fuis sur ton âne.

Si j’ai du goût, ce n’est guères
Que pour la terre et les pierres.
Dinn! dinn! dinn! dinn! Je pais l’air,
Le roc, les Terres, le fer.

Tournez, les faims, paissez, faims,
…….Le pré des sons!
Puis l’aimable et vibrant venin
…….Des liserons;

Les cailloux qu’un pauvre brise,
Les vieilles pierres d’églises,
Les galets, fils des déluges,
Pains couchés aux vallées grises!

Mes faims, c’est les bouts d’air noir;
…….L’azur sonneur;
— C’est l’estomac qui me tire,
…….C’est le malheur.

Sur terre ont paru les feuilles:
Je vais aux chairs de fruit blettes.
Au sein du sillon je cueille
La doucette et la violette.

…….Ma faim, Anne, Anne!
…….Fuis sur ton âne.

Août 1872.


 Extraído de Arthur RIMBAUDNuevos Versos y Canciones. Traducción, Notas y Prólogo de Juan Arabia – Editorial Buenos Aires Poetry, 2015.